Se va con Pep Guardiola. Y no es Isco, ni Kroos: fuga en el Real Madrid

Una estrella pone rumbo al Manchester City

Zinedine Zidane ha venido con las ideas claras y parece que su versión dócil ha pasado a mejor vida. Sus respuestas con la prensa han pasado a ser muy diferentes a las de su primera etapa y se muestra como un tipo mucho más duro de lo que había sido con anterioridad, algo que contando que las victorias no le acompañan podría tener consecuencias en la plantilla madridista.

De hecho, ya está teniendo en cuanto a bajas ya que Zidane parece que no tiene intención de respetar lo ocurrido esta temporada y sus sentenciados ya estaban marcados antes de llegar. Uno de ellos es Marcos Llorente, quien no pudo echar en su primera etapa y parece que sí va a hacerlo en esta segunda. 

El mediocentro defensivo del Real Madrid ya sabía de antemano que el francés lo tenía cruzado desde hace tiempo. Todo hace indicar que le ocurre algo parecido a lo que le ha pasado a todos aquellos que no han tenido una buena relación con sus hijos en la cantera, pero sea este el caso o no, la cuestión es que Marcos Llorente está sentenciado y saldrá.

Opciones tiene bastantes ya que es querido por varios de los más grandes clubes de Europa, entre ellos el Atlético de Madrid.

Sin embargo, parece que Pep Guardiola es el favorito del centrocampista blanco, quiere jugar en la Premier League y no quiere traicionar a su Real Madrid, equipo que ha tenido en sus filas a varios familiares suyos desde hace ya varias décadas. Por ese motivo, el Manchester City de Guardiola, quien ya no va a por Isco o por Kroos, es el principal favorito para hacerse con Llorente. 

Su precio puede ser irrisorio para la calidad que alberga en su juego. El técnico catalán le agradecerá el favor a Zidane.