El Valencia se lleva a un objetivo del Barça para sustituir a Luis Suárez

Los 'chés' ganan una puja

Sorpresa de última hora. El Valencia y el Celta de Vigo, dos de los equipos más activos en el presente mercado de fichajes, han cerrado un cambio de cromos bomba que acabará con Maxi Gómez, objetivo del Barça, en Mestalla.

El uruguayo era uno de los nombres que más gustaba a la dirección azulgrana para convertirse en relevo de Luis Suárez, un rol que ya desempeña en la selección charrúa. Aportaría un perfil diferente, de delantero tanque, es joven, tiene experiencia en la Liga Santander y no hubiera sido excesivamente caro, viendo las cifras que se mueven hoy en día.

Desde su llegada procedente de Defensor Sporting se erigió, junto a Iago Aspas, en el gran baluarte ofensivo de los ‘celestes’, que este curso, y el anterior, han coqueteado con el descenso. Sin embargo, Maxi ha podido sumar 31 goles en las dos últimas campañas pese al mal rendimiento de su escuadra, lo que demuestra su olfato goleador y su oportunismo.

El West Ham y el Everton y la liga china también se habían interesado por Gómez, con una cláusula de rescisión de 50 millones de euros, 10 veces más de lo que pagaron en su momento. Pero el crack sudamericano solo contemplaba seguir en España, y en un club con aspiraciones y que disputara la Champions League.

Y ese será el Valencia, que busca un ‘killer’ como agua de mayo, pues Rodrigo Moreno es el único que convence. Kevin Gameiro es muy irregular y Rubén Sobrino no está a la altura. Santi Mina tampoco es muy del gusto de Marcelino García Toral, y entrará en la operación para abaratar de manera notoria el coste.

16 ‘kilos’ pagarán los ‘chés’, además de los servicios de Mina y la cesión por dos temporadas de Jorge Sáenz, al que han reclutado este mismo verano del Tenerife, por unos siete millones. El internacional sub 21 español reforzará la mermada zaga de Balaídos, que necesitaba un salto de calidad.

Todo listo para sentencia.