"¡Vaya jeta!" Estropeó el fichaje de Pogba y ahora quiere hundir a al Barça

Messi está muy molesto

Ariedo Braida ha sido uno de los fichajes más raros hechos por la directiva del FC Barcelona en la etapa de Josep Maria Bartomeu como presidente del conjunto catalán. El directivo italiano se encargó en su paso por el club que finalizó el pasado mes de agosto del mercado internacional, aunque el éxito de su trabajo ha sido bajísimo en toda su etapa como azulgrana.

De hecho, los grandes movimientos que han tenido como protagonista al italiano han sido carísimos como Ousmane Dembelé y Phillipe Coutinho (250 millones de euros entre los dos y con un rendimiento por lo menos dudoso) o fichajes que nadie hubiese hecho en su sano juicio como el de Kevin Prince Boateng.

Sin embargo, parece que ese estilo de fichar no fue problema para la directiva azulgrana que le amplió el contrato a Ariedo Braida contra todo pronóstico en 2017 por 5 temporadas, aunque tras la salida de Pep Segura su posición en el club quedó muy dañada y Bartomeu decidió despedirlo. Sin embargo, no llegaron a un acuerdo y el italiano ha demandado al club por medio del abogado que pagó la cláusula de rescisión de Neymar en las oficinas de la liga, un detalle que no ha gustado nada a la directiva del FC Barcelona.

El italiano se ganó la enemistad de los pesos pesados del vestuario del FC Barcelona cuando en la etapa de Luis Enrique en el vestuario del conjunto azulgrana fue incapaz de cerrar un acuerdo con Mino Raiola para traer a Paul Pogba a la Ciudad Condal, pese a que el futbolista convencido de dar el salto y convertirse en escudero de un Leo Messi que estaba entusiasmado con la idea de contar con el centrocampista francés. A partir de ahí todo se torció para un directivo que siempre ha estado en entredicho, ya que se le contrató para fichar y no fichaba.