Zidane corta cinco cabezas en el Real Madrid

Estalla tras el ridículo frente al Brujas

El Real Madrid volvió a ofrecer una imagen vergonzosa. Tras tres partidos a un nivel realmente bueno, contra Sevilla, Osasuna y Atlético de Madrid, el equipo volvió a las andadas y no pasó del empate, y de milagro, contra el modesto Brujas. Ahora mismo, suman un punto de seis posibles en Champions League, y corren el riesgo de no pasar de fase de grupos. Un ridículo histórico.

La imagen del equipo fue bochornosa y dejó varios señalados. Comenzando, como no podía ser de otra manera, por Thibaut Courtois. Sigue en su línea, encajando goles a pares y no parando ni los taxis. La afición ya está harta de su rendimiento, y la promesa de que competiría por ser el mejor portero del Mundo ha caído en el olvido. Fue abucheado y sustituido al descanso por Alphonse Areola.

El otro que fue silbado fue Lucas Vázquez. Tuvo la oportunidad de ser titular en la banda derecha y no le salió absolutamente nada. Desesperó a la grada, que antes le idolatraba, pero su nivel ya no es el de antes. No tiene nivel ni calidad para jugar vestido de blanco, y mucho menos para ser titular. Sin duda, uno de los candidatos a marcharse. Con su cambio por Vinicius Junior, comenzó la reacción.

Luka Modric tampoco estuvo nada fino y un error suyo, de carácter grave, propició el cero a dos en el marcador. La edad le está pesando mucho, en especial en este primer mes y medio de competición, y, por si había dudas, confirmó que es obligatoria traerle un recambio. Si no, se pasará muy mal durante el resto de curso. Ya tiene 34 años, está lejos de su mejor nivel y está constantemente lesionado. 

Por último, Eden Hazard y Raphaël Varane, que siguieron en su línea. El primero estuvo desaparecido y no intervino en el juego. Está lejos de cumplir las expectativas. El segundo, por su parte, no cometió ningún error de bulto, pero tampoco recuperó balones y no dio muestras de seguridad defensiva.

Todos están en la mira.