Zidane echa a un jugador del Real Madrid (y ya tiene destino)

Salida en Chamartín

Andriy Lunin está sentenciado. Pese a su buen Mundial sub 20, coronándose como campeón con su selección y siendo Guante de Oro, no tiene hueco en el Real Madrid y es uno de los elegidos para hacer las maletas este verano. Tras su cesión al Leganés el año pasado, ahora deberá de buscar, otra vez fortuna lejos del Santiago Bernabéu.

Aunque, en esta ocasión, se le buscará un club en el que pueda tener continuidad, a diferencia del Leganés, donde militó el año pasado. Allí, jugó muy poco debido a la presencia del ‘Pichu’ Cuéllar, pero dejó muy buenas sensaciones cuando le tocó defender la portería de Butarque. Eso le valió para ser considerado por Florentino Pérez como relevo de Keylor Navas.

El presidente fue el que acometió su incorporación y, por tanto, es una apuesta personal suya. Por eso, esta campaña defendía que debía de ser el suplente de Thibaut Courtois y disputar la Copa del Rey. Un plan que se desbarató al conocer que, finalmente, el costarricense seguiría ligado al cuadro blanco durante, al menos, un curso más.

Por esa razón, a Lunin no le queda otra que hacer las maletas. No quiere pasar una temporada entera en la grada y desde la directiva del club lo ven seriamente perjudicial para su progresión. Y, por suerte para todos, ya hay un conjunto de Primera División muy interesado: el Real Valladolid de Ronaldo Nazario, que pretende aprovechar las buenas relaciones para llevarse a varios descartes.

Entre ellos, el ex del Zorya Luhansk, que tendría la misión de competir por un puesto con el canterano del Barça, Jordi Masip, que no acaba de dar seguridad. El mismo destino, dirección Pucela, podría recorrer también otra joya del Madrid: Takefusa Kubo, de 18 años, que no tiene hueco debido al número de extracomunitarios. 

La operación salida no se detiene.