Zidane estalla y señala a tres jugadores tras el partido ante el Villarreal

Pelea en el Real Madrid

El Real Madrid volvió a las andadas y se dejó dos puntos en su visita al Estadio de la Cerámica, antiguo Madrigal, para medirse al Villarreal. De nuevo, apareció ese equipo sin alma, mediocre, aburrido y lento que se vio en el anterior partido ante el Valladolid, en toda la pretemporada y en los dos últimos años, marcados por la irregularidad.

Y, de nuevo, volvió a haber señalados. El primero de ellos fue Raphaël Varane, que, otra vez más, fue un desastre en defensa. Zinedine Zidane ya está harto de defender a un futbolista que lleva varios años en decadencia, cuyos errores cuestan puntos y que no es nada decisivo. Todo lo contrario, no es ninguna garantía en defensa y, a sus 27 años, parece que ya esté preparándose para una retirada. 

Poco o nada queda de aquel chaval que sorprendió al Mundo con su madurez, su fuerza, su velocidad y su sobriedad. Las lesiones han acabado con él y, si pronto no espabila, Eder Militao amenaza con robarle el puesto. Otro que tendrá que cubrirse las espaldas es Thibaut Courtois, pese a la salida de Keylor Navas, pues Alphonse Areola llegará dispuestos a competir.

El belga no cometió ningún error de bulto, pero en las dos oportunidades que le llegaron, acabaron en gol. Se le fichó para marcar diferencias, y no lo está haciendo. Y exactamente lo mismo se le podría aplicar a Vinicius Junior, que repitió suplencia, aunque tuvo el premio de saltar al campo en la segunda mitad, con empate en el marcador.

No obstante, el brasileño no apareció. No hizo absolutamente nada y comienza a crecer el miedo de que se estanque. Zidane, desde luego, no confía en él y eso se nota en su juego. Una cesión en invierno podría ser la solución.

Porque a estas alturas, ya es imposible cerrarla.