Zidane lo descarta: se va, ¡ya te dije que no le quería, fuera!

Florentino Pérez cree que se ha equivocado

Se va a poner muy caro, y duro, jugar en este Real Madrid. Ya sea por la competencia directa o por la idea que tiene Zinedine Zidane de su plantilla ideal, encontrar un sitio entre los 23 elegidos que iniciarán la temporada va a ser un bien muy cotizado. Y todo eso sin la posible llegada de Paul Pogba, Christian Eriksen o alguna sorpresa más que sustituya a Marco Asensio, ya confirmada su lesión de ligamento y menisco.

Zizou vivió un calvario la temporada pasada. Fue incorporarse y detectar una apatía y falta de hambre excesivamente alarmante en el equipo, algo que quiere cortar de raíz. Por ello, parte de su objetivo es focalizar el peso del equipo más en jugadores contrastados que en jóvenes talentos. No quiere arriesgar. Así es que varios de los futbolistas que aún tienen que derribar la puerta lo tienen difícil, por muy bien que lo hagan en pretemporada.

Rodrygo Goes marcó un golazo en su debut y en el segundo partido no jugó, Vinicius lo hizo por la lesión de Asensio, Kubo tampoco tuvo la oportunidad… Es un mensaje claro de Zinedine Zidane a sus jugadores y a su presidente: para jugar este año hace falta mucho más que técnica y proyección, hace falta excelencia y veteranía. Y gustar al entrenador y que este sienta el compromiso, por ello Gareth Bale y James Rodríguez serán siempre descartes.

Kubo, en pretemporada

Eso no quiere decir que los jóvenes, incluido Luka Jovic, no vayan a ser importantes, es solo que su peso siempre será menor, en principio y salvo explosión sublime, que la de los futbolistas contrastados. Y luego están los que no convencen a Zizou y que además son jóvenes, para ellos pintan bastos.

Este es el caso de Jesús Vallejo, que cuenta sus días en el Madrid por suplencias y lesiones. Zidane no confía en él y ha pedido que se deshagan de él. El presidente ha optado por la solución menos traumática, una cesión (aunque empieza a pensar que se equivocó con su traspaso). Así, Vallejo, campeón de Europa Sub – 21, se marcha de la mano de Jorge Mendes a Inglaterra junto a Nuno Espirito Santo, para vestirse con la elástica del Wolverhampton Wanderers.