Zidane lo echa (y coge un vuelo a Italia)

Salida en el Real Madrid

Zinedine Zidane ha bajado el pulgar y ha dictado sentencia en el futuro de Mariano Díaz. Ni la posible salida de Luka Jovic, que no ha convencido en sus primeras semanas como jugador del Real Madrid y se puede ir cedido, ha trastocado los planes que había con el hispano-dominicano, que deberá de salir traspasado, pese a su deseo se seguir en el equipo.

Desde Chamartín han intentado hacer todo lo posible para que salga, pues el canterano del Espanyol y el Badalona había mostrado intención de rechazar todas las propuestas que tenía sobre la mesa. Hasta el punto en el que incluso le quitaron su dorsal, el ‘7’, para dárselo a Eden Hazard. Un gesto desafiante y un mensaje muy claro: o te vas, o te echamos.

Y, por fin, el ex del Olympique de Lyon ya ha asumido que lo mejor que puede hacer pensando en su carrera es cambiar de aires y emprender una nueva aventura en un equipo que le pueda prometer minutos y continuidad. Y, si rinde bien, siempre existe la posibilidad de disputar la Eurocopa 2020 y de debutar en la selección absoluta, algo que estuvo muy cerca de hacer cuando militaba en Francia, donde ofreció un sensacional rendimiento.

Ese sigue siendo su gran aval, pues la campaña pasada, por culpa de las lesiones y la presencia de Karim Benzema, apenas tuvo oportunidades de demostrar su valía. Aún y así, Real Betis, Valencia o Sevilla seguían sus pasos de cerca. Pero su destino más probable es la Serie A, donde cuenta con tres ofertas de primer nivel y muy interesantes. De hecho, con permiso del club, ya ha viajado a Italia para negociar su fuga, pues, de todos modos, este fin de semana no iba a estar en la convocatoria para el debut liguero en Balaídos, contra el Celta de Vigo.

Su futuro apunta a la Roma, como posible relevo de Edin Dzeko, en el Inter de Milán, como recambio de Mauro Icardi, o en el Napoli, pues el futuro de Arkadiusz Milik no está asegurado.

Su precio, 30 millones de euros.