Zidane lo empaqueta: 35 millones y lo echa del Real Madrid

Florentino Pérez negocia una salida

Las brillantes actuaciones de Raúl de Tomás en el Rayo Vallecano no han pasado desapercibidas para nadie. 14 goles ha logrado acumular el delantero en un equipo que ha terminado penúltimo en la tabla de la Liga Santander.

El hispano-dominicano no ha acusado el cambio de categoría y, pese a ser su primera campaña en Primera División, ha sido uno de los jugadores más destacados. De hecho, su nombre ha sido vinculado al Real Madrid, equipo propietario de sus derechos.

Tras el frenazo a la llegada de Luka Jovic, la búsqueda de un delantero suplente para Karim Benzema sigue activa. Y el nombre del canterano madridista gustaba mucho, pues aceptaría estar en el banquillo, saldría gratis, conoce la casa y es joven (24 años).

Florentino Pérez poco tardó en contactar con de Tomás. Una vez se consagró el descenso de los de Paco Jémez, le pidió que no escuchara ofertas. Que tuviera paciencia. La posibilidad de que retornara al Santiago Bernabéu no estaba descartada.

Una ilusión tremenda para un futbolista que se ha criado en Chamartín y que tenía propuestas de Betis, Sevilla, Valencia, Villarreal, West Ham, Everton, Bayer Leverkusen o Eintracht Frankfurt. Pero Raúl lo tiene claro. El Madrid está por delante de todo.

Una idea, la del regreso de la estrella del Rayo, que convence al presidente blanco, pero no a Zinedine Zidane. Ya lo conoce de su etapa en el Castilla y nunca logró hacer buenas migas con él.

Quiere a un jugador de mayores garantías en el banquillo, que tenga experiencia en Champions League y que pueda complementarse con Benzema. Y en sus parámetros no encaja lo que de Tomás ofrece.

Por ello, pide seguir rastreando el mercado. Y, si hay que apostar por alguien de la casa, prefiere hacerlo por Mariano Díaz, que ya ha demostrado que, cuando las lesiones le respetan, puede ser un revulsivo interesante.

Ojo.