Zidane paraliza una llegada cantada (y no es Donny Van de Beek)

El galo frena un fichaje

Zinedine Zidane ha ordenado frenar la llegada de Fabinho. El Real Madrid mantenía conversaciones realmente avanzadas con el Liverpool para firmar al brasileño a cambio de poco más de 60 millones de euros. Un fichaje impulsado por Florentino Pérez, que veía en él a un gran refuerzo, y que aportaría un plus en una medular algo debilitada.

Sin embargo, el técnico francés no veía tan clara su incorporación. Cree que es una cantidad demasiado elevada por un jugador que, a la hora de la verdad, tampoco implica un salto de calidad tan grande. Prefiere invertir el dinero en traer a Paul Pogba, a quien sí ve prioritario, o en un atacante que complete el tridente y que de verdad resuelva los problemas de cara a portería.

Además, ‘Zizou’ quedó muy convencido tras la última actuación de Casemiro, en el partido ante el Red Bull Salzburgo. El ex del Oporto se mostró muy sobrio y fiable y fue una de las notas positivas del choque, firmando un duelo que invita al optimismo y que hace pensar que no se le ha olvidado jugar al futbol y que aún puede regresar a su mejor versión, aquella que le hizo ser intocable.

‘Case’ fue uno de los protegidos de Zidane en su anterior etapa gracias a la contundencia y a la solidez que le daba al equipo. No obstante, había quedado muy desencantado con su bajón de rendimiento, volviéndose un futbolista lento y pesado, lo que le llevó, incluso, a perder la titularidad en detrimento de Marcos Llorente, cuando Solari estaba en el banquillo.

Pero aún ha demostrado que, a sus 27 años, aún puede aportar muchas cosas y que puede seguir siendo importante. Y en el Madrid, todos lo tienen muy claro: si Casemiro está al 100%, es imprescindible y no hace falta traer a nadie más.

 

En las próximas semanas se verá.