Zidane tiene fichaje para invierno: "Solo lo quería a él"

No aceptaba otros nombres

Zinedine Zidane no pidió nada para este mercado de invierno tras saber que el Manchester United no iba a soltar a Paul Pogba en enero. El entrenador francés del Real Madrid sabe que tenía a la plantilla blanca en un buen momento y no quería crear ningún tipo de mal ambiente poniendo nombres sobre la mesa y poniendo cruces sobre jugadores que estaban en el vestuario.

Para Zidane el trabajo de los fichajes hay que hacerlo para verano, cuando no hay títulos en juego y solamente las promesas como Reinier tienen cabida en este mercado de fichajes como simple movimiento estratégico para que no te lo pueda quitar otro equipo en un futuro próximo. 

Por ello, el técnico galo pidió que sobre todo no saliera un Gareth Bale con el que el Tottenham Hotspur llevaba desde la llegada de José Mourinho intentando hacerse con su contratación. Zidane es consciente de las limitaciones goleadoras del equipo y es por ese motivo que no quería desprenderse del que posiblemente sea su mejor activo en el área por detrás del galo Karim Benzema.

Con la continuidad de Bale no era necesario tocar nada, ya que si Luka Jovic seguía inconexo en el gol entonces jugaría Gareth Bale de delantero centro como remplazo de Benzema cuando volviese Eden Hazard, quien todavía se le espera y quieren que comience a liderar el equipo ahora que ya ha pasado el peor tramo de la temporada para los blancos y van líderes en la Liga española y con todo preparado para luchar por la Champions League y la Copa del Rey. Ganar la Supercopa de España ha supuesto un arreón de confianza para el conjunto madridista, quien comienza a verse con opciones de conquistar este año su quinta Orejona en los últimos cinco años. Y Bale debe ser partícipe.