Zinedine Zidane activa la opción del delantero tapado (hay conversaciones)

Florentino Pérez, sorprendido, quiere una bomba total

Es imposible que en la atmósfera fútbol, el aire que respiran el Real Madrid y el Barça no afecte al resto del mundo del balompié. No solo son los dos gigantes españoles, también pasar por ser los dos clubes más poderosos del planeta y máximos aspirantes al cetro de Europa (se han repartido cinco de las últimas seis Ligas de Campeones, de forma desigual, eso sí), con permiso de un tal Liverpool, hoy con más Champions League que los culés, 6 tras su triunfo en el Wanda Metropolitano ante el Tottenham.

Si blaugranas y merengues se refuerzan hacen temblar al Viejo Continente y obligan a hacer lo propio a sus directos competidores. El Madrid lo ha hecho, pero la posible llegada de Griezmann y Neymar al Barça precipita que Zinedine Zidane, frente a la artillería que podría alinear desde ‘Can Barca’, active una variable, algo remota, pero asequible. Quiere más pólvora y el Liverpool le ha dado la clave con un interés desmedido por una de sus piezas capitales. El francés sopesa dos opciones.

Por un lado, y si bien es oficialmente intransferible, en las oficinas del Bernabéu cuelgan un cartel oficiosamente de transferible a Marco Asensio. La perla se estancó la pasada temporada pero, aunque Zizou cree en él, su caché es importante todavía en el mercado. Más si cabe enfrentándolo a un club, los reds, que poseen una antigua obsesión del técnico galo: Sadio Mané. Puestas las cartas sobre la mesa, el intercambio es provechoso.

Marco Asensio, jugador del Real Madrid

El Liverpool ha hecho saber que Jürgen Klopp personalmente está muy interesado en el extremo mallorquín y quiere que el Madrid fije un precio. Florentino Pérez lo tiene claro, de vender a Marco sería tocando al punta africano y acordar dinero en el intercambio…

...Aunque hay otra posibilidad, una segunda variable y Zidane se está planteando ponerla en marcha: valorar al joven internacional español en una cantidad cercana a los 150 millones, transferirlo si desde Anfield están verdaderamente dispuestos a hacer una locura y, con ese dinero, desbloquear a golpe de talonario a Paul Pogba.

Marco Asensio puede ser llave, aunque nunca se irá si su marcha no precipita otra llegada de altura y con nombres y apellidos, una bomba total: Paul Pogba o Sadio Mané.