Europa entra en pánico y la ilusión llena a Cristiano Ronaldo y Benzema: ya ha nacido la ‘Superliga’

Europa entra en pánico y la ilusión llena a Cristiano Ronaldo y Benzema: ya ha nacido la ‘Superliga’

Desde Arabia Saudí preparan dos bombazos que pueden hacer temblar el fútbol europeo

Cuando Cristiano Ronaldo emprendió su camino hacia Arabia Saudí, pocos podían llegar a imaginar lo que estaba por llegar. El astro portugués fue el primer aviso de Oriente Medio y tras él, han sido muchas las estrellas que han dado paso a un éxodo de grandes nombres, yendo desde Europa a Arabia Saudí, donde se está creando a una velocidad impensable, la verdadera Superliga, pues una sola competición está amasando a una cantidad ingente de estrellas mundiales.

De Bruyne

Y es que, si la situación ya era preocupante para Europa, la información ofrecida por parte de The Sun, confirmando que hay interés por parte de Arabia Saudí en fichar a Salah y Kevin De Bruyne ha acabado por hacer cundir el pánico, ya que, en caso de aceptar serían las primeras superestrellas reales en pleno estado de forma, en emprender el camino a Oriente Medio, creando así un precedente muy peligroso.

Cambio radical de paradigma con los fichajes

La estrategia saudí ha sido muy clara desde el principio. En un primer momento, buscaron incorporar a un reclamo gigante como lo es Cristiano Ronaldo y después Karim Benzema. Siendo ambas, dos estrellas envejecidas cuyo futuro en Europa era escaso. Posteriormente, se dedicaron a fichar jugadores no tan mayores, pero cuyo nivel había bajado drásticamente, véase Koulibaly, Ziyech, Edouard Mendy o Sadio Mané. El tercer paso fue atacar a jugadores de nivel medio alto como Milinkovic-Savic o Riyad Mahrez. Hasta aquí es donde han llegado los millones saudíes, que quieren dar comienzo a la cuarta y decisiva fase de su plan.

Salah

La oferta a Mbappé lo vaticinó

Con el contrato faraónico ofrecido a Kylian Mbappé, dio comienzo la cuarta parte del plan. Encontrar a grandes estrellas europeas que estén dispuestas a dar el paso a Arabia Saudí pese a tener nivel de sobra como para competir en la élite. Tras el fracaso con Mbappé, los siguientes han sido Salah y De Bruyne, que deberán decidir entre si quieren firmar un contrato gigantesco antes de retirarse o bien, seguir compitiendo para dejar un legado.