Leo Messi y Luis Suárez lo tienen decidido: en 2024 jugarán en el mismo club, nostalgia en el Barça

Leo Messi y Luis Suárez lo tienen decidido: en 2024 jugarán en el mismo club, nostalgia en el Barça

Salvo sorpresa esta recta final de 2023, ambos jugadores se reencontrarán en Miami

Terminar contrato siempre supone un motivo de mucho peso para buscar un reto profesional nuevo y algo así estará pasando por la cabeza de Luis Suárez, especialmente si el delantero de 36 años tiene la oportunidad de reencontrarse con viejos amigos como Jordi Alba, Sergio Busquets y, especialmente, Leo Messi.

La Pulga y El Pistolero formaron, durante su etapa en el Barça, una de las duplas más envidiadas del espectro europeo (durante tres años contaron con la ayuda de Neymar) y buena parte de los éxitos conseguidos por el equipo en esos años se debió a la enorme aportación goleadora de Messi y Suárez. Más allá de haber formado parte de una de las etapas más gloriosas en la historia reciente del conjunto catalán, el argentino y el uruguayo guardan una relación muy especial más allá de los terrenos de juego y la expiración de contrato de Suárez es lo que ha desencadenado la predisposición del Inter de Miami a negociar su incorporación.

Suárez

El charrúa finaliza contrato con el Gremio el próximo 31 de diciembre y, aunque el Inter de Miami no volverá a escena hasta febrero de 2024 tras no clasificarse para la pelea final por el título de la MLS, el conjunto floridense seguirá teniendo una alta dosis de protagonismo.

Los números de Luis Suárez durante su andadura en el Gremio no han sido nada despreciables, 22 goles y 16 asistencias en 47 partidos disputados, y, aunque el club brasileño está abierto negociar una extensión de contrato por un año más, la posibilidad de rejuntarse con Messi en un vestuario tras su maravilloso paso por el Barça invita a pensar que la oficialización del anuncio del traspaso de Suárez no se demorará en exceso, estando David Beckham plenamente convencido ya de hacer un hueco en sus filas al ariete sudamericano.

Con eso y más, el mandatario inglés no podrá mover ficha hasta que el Gremio pierda todas sus opciones de ganar algún título en la presente campaña ya que, con seis jornadas aún por disputarse, el equipo aún tiene opciones matemáticas de conquistar el título liguero, siendo el papel de Suárez elemental aquí para poder lograr el objetivo: la diferencia con el líder, el Botafogo, es de 6 puntos.