Doble bomba express del PSG: ¡¡dos insustituibles se van a París!!

“¿Cómo es posible?”, en el Barça alucinan

Los tiempos en los movimientos veraniegos, por norma general, los marcan los clubes vendedores o que fingen serlo. Puede ser que un club se deje engatusar por un jugador, incluso que este haga lo propio, sin tener intención de venderlo, con la simple intención de desestabilizar a un rival directo, por pura estrategia, que también cuenta en la pelea por ser el mejor club de Europa.

Hasta el momento, más allá del esfuerzo realizado, las puertas de Paris solo se han abierto para dejar entrar activos o expulsar a descartes, como la venta de Rabiot. Caso diferente, y mediático, es el de Neymar que poco a poco ve su futuro más cerca de la Torre Eiffel que de la Sagrada Familia.

Neymar Junior, este verano

Pero no solo eso, el PSG hace justo aquello para lo que ha sido creado: siembra el terror cuando se arranca a comprar. Y ahora ha puesto sus ojos en dos jugadores insustituibles en sus respectivos equipos, con mucho cartel, y que no solo formarían una dupla muy beneficiosa para las filas de Tuchel, sino que supondrían golpes durísimos para los clubes a los que ahora pertenecen.

Una es el gran talento bajo palos de Italia, Gianluigi Donnarumma, del AC Milan; el otro, una vieja pretensión: Ivan Rakitic, del Barça. Nasser Al-Khelaïfi, que ya les ha pretendido en el pasado, vuelve a la carga con más argumentos monetarios bajo el brazo. ¿Sus razones? Sabe que ambos jugadores han sido cuestionados en sus respectivos equipos y quiere cazar en río revuelto. En el caso del centrocampista croata, si Ernesto Valverde no le asegura preponderancia en el grupo podría hacer las maletas, ya que está cansado de los continuos rumores y la falta de comunicación en este sentido con el míster vasco.

El caso de Donnarumma es una operación que está llevando a cabo personalmente Mino Raiola, representante del portero, y al que se ha podido relacionar en contactos con los dirigentes parisinos.