Estaba tardando: Bombazo del PSG que conmociona Europa (y a CR7)

El Barça y el Madrid están en shock

Nadie sabe que ronda por la cabeza de Nasser  Al-Khelaïfi, lo que sí temen algunos clubes, entre ellos el Barça que lo vivió en sus propias carnes, es una reacción hostil en su contra, principalmente porque el PSG es el club más poderos económicamente del mundo. Ninguno, ni siquiera el Manchester City alcanza el nivel y la capacidad que puede movilizar el jeque desde París.

Quizá por eso Florentino Pérez ha mantenido una buena relación con Al-Khelaïfi, para no despertar a la bestia. Todos los grandes clubes saben que, aunque pese la historia y los títulos (al menos lo europeos, de los que en la capital francesa ni conocen de su existencia), los millones tienen un código especial capaz de motivar y modificar la conducta de cualquier ser humano. A eso juegan, la tentación está ahí.

Nasser Al-Khelaïfi, dueño del PSG

Y ahora, con los Mbappé, Cavani, Neymar, Di María, Verratti y compañía, el proyecto ilusiona, y es sugerente para casi cualquier estrella. Esta vez, eso sí, el PSG ha sufrido el ataque en sus carnes, de mano del Barça, pero ha contraatacado endureciendo mucho las negociaciones por Neymar, que ahora están casi imposibles para los culés. Y no solo eso, es la calma que precede a la tempestad.

Al dirigente qatarí se le ha antojado un jugador magnífico que anda en horas bajas en su autoestima y nivel de preponderancia en su club, y que incluso ha sonado para salir de él, por lo que se va a lanzara a por él. Y ese no es otro que Paulo Dybala, La Joya juventina. De hecho, Leonardo, director deportivo del club francés, ha revelado que la perla argentina está muy interesada en recalar en el gigante de la Ligue1 y que puede hacerlo por unos 50 millones. Cristiano Ronaldo no se lo puede creer.

Dybala, con Argentina

Con todo, y  al hilo de su forma de actuar, el club del Parc des Princes separa toda negociación comenzada del caso Neymar. Tanto es así que el exjugador ha sido contundente al respecto: estarán dispuestos a sentarse a hablar si llega una oferta de £ 198 millones. Paradigmáticamente, ningún club del planeta, salvo el propio PSG puede llegar a esa cantidad.