¡No pueden pagarle! Neymar exige al Barça un sueldo millonario

Esto acerca al jugador a Madrid que ya se frota las manos

Sigue el culebrón Neymar. Cuando hace justo una semana pensábamos que ya estaba llegando a su fin nos encontramos ahora con una situación que comienza a rozar lo demencial. El PSG parece estar disfrutando de la situación. Sobre todo con el Fútbol Club Barcelona. Se sabía que la relación entre ambos clubs era mala. Pero no esperábamos que el PSG jugará tanto al gato y al ratón con el Barça.

Todo viene de hace 3 temporadas cuando el Barcelona buscaba un medio centro. Se fijó en Mario Verrati. El italiano parecía hecho para el Barça. Tenía ADN culé. Su forma de jugar era perfecta para un equipo huérfano de Xavi Hernández. Pero el Barça hizo eso que tantas veces hacen los equipos grandes últimamente: negociar con el jugador a espaldas del club.

Verratti se declaró en rebeldía y el PSG se puso duro. Mucho. Pidió una cifra por la que el Barça no estaba dispuesto a pagar. Y no solo. Fue a por Neynar. Y se lo llevó. El problema de las cláusulas. En Francia no hay y al Barcelona la jugada le salió carísima

Pero 3 temporadas después Neymar ya se ha cansado de París, y viceversa. Pese a que ahora el equipo parisino está dando muestras de que quiere reconciliarse con Neymar. Si se queda tienen que sacarle rendimiento y lo saben. No puedes tener a un jugador como el brasileño en la grada por puro capricho. Neymar es muy inteligente y lo sabe. Juega muy bien sus cartas como buen jugador de póker que es.

Estaba esperando el Barcelona un gesto de Neymar para confirmar que quería jugar en el equipo de Leo Messi. Nada más lejos de la realidad. Neymar calla y espera. Solo ha dicho una cosa a los emisarios del Barça y Florentino: quiere cobrar 32 millones netos. Casi 70 brutos en España. Una barbaridad. Echen cuentas a 4 años y piensen a cuanto se iría su traspaso. Hablamos de casi 500 millones de euros. Un estadio nuevo…

El Barcelona comienza a pensar que han ido a la guerra con pistolas de agua. Y Neymar les va a dejar secos. Florentino se divierte. Tiene un plan bajo la manga.