Brutal lío en Spa que hunde a Verstappen y Leclerc y da alas a Sainz

El líder del Mundial y el monegasco de Ferrari saldrán desde el fondo de la parrilla este domingo

Después de estar casi un mes detenida, vuelve la Fórmula 1 con el Gran Premio de Bélgica. Tras la última victoria de Verstappen en Hungría, el holandés ha aumentado la diferencia en la cabeza del Mundial, sin embargo, el circuito de Spa estará marcado por las penalizaciones impuestas a ‘Mad Max’ y a Charles Leclerc, segundo del campeonato, que deberán salir desde el fondo de la parrilla. El motivo, montar nuevos componentes en sus unidades de potencia, algo que está sujeto a sanción y por lo cual el español Carlos Sainz tendrá la oportunidad de recortar distancias en la tabla.

Una lucha a la que se refirió así el director general de Red Bull, Christian Horner: "Parece que Carlos no va a penalizar. Los Mercedes, evidentemente, tampoco, así que van a ser dos carreras, lo que va a ser fascinante. Vamos a ver a ellos luchando en la parte delantera, y veremos lo rápido que pueden Max y Charles abrirse camino a través del grupo. En un circuito como este donde se puede adelantar, creo que va a ser una carrera increíble", puntualizó.

Previamente el máximo dirigente de la marca de bebidas energéticas se refirió al porqué de tomar esta decisión estratégica en el circuito de Spa: “Aquí está el delta de adelantamiento más pequeño que se necesita de la temporada, como en Bahréin, y probablemente son dos de los circuitos más fáciles del calendario para hacer un pasada. Por eso quizá mucha gente ha elegido este circuito para hacer esa penalización, para tratar de conseguir motores extra para el resto del año", añadió Horner en declaraciones recogidas por 'Motorsport.com'.

Por parte de Ferrari, Leclerc también ser verá ante el reto de remontar durante toda la carrera. Un piloto monegasco que se encuentra a 80 puntos de Verstappen en el Mundial y que no descarta nada en lo que queda de campeonato. Tampoco lo hará el español Carlos Sainz, que intentará aprovechar por todos los medios su ventaja en un Gran Premio que se avecina apasionante. La oportunidad de resarcirse para la escudería italiana después de unas últimas carreras algo accidentadas y con problemas de fiablidad.