Fernando Alonso lo tapaba, pero en McLaren lo han contado: el escándalo mayúsculo

La tomadura de pelo que arrasa Woking

Fernando Alonso se ha pasado el año tapando lo que era un secreto a voces: el McLaren es una castaña.

El equipo de Woking no logró un coche ganador, pero tampoco un monoplaza que puedes ser mejorado para lograr el objetivo.

Así lo confiesa ahora, y por fin, Zak Brown, que deja en ridículo a McLaren con una afirmación de vergüenza ajena.

"Vamos a seguir con la evolución de este coche, pero desafortunadamente hemos fabricado un coche muy pobre, que no responde a los cambios, algo que te dice que no tenemos un coche bueno, así que espero resultados similares, ningún milagro, quizás dependa del circuito", confiesa Brown asumiendo el ridículo.

"Creo que otros equipos han desarrollado a un ritmo más rápido que nosotros. Pienso que parece que hemos ido hacia atrás. La realidad es que todo el mundo ha ido hacia delante, pero en Fórmula 1, si no vas hacia delante, vas hacia atrás", asegura Zak.

"Sabíamos que circuitos como Spa y Monza serían nuestro punto débil y fue así. No vamos a darnos por vencidos en el desarrollo porque estamos identificando los problemas y queremos ver si podemos solucionarlos para aprender para 2019", finiquita.

Lo dicho: una tomadura de pelo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información