Marc Márquez encuentra la solución al último problema para se campeón de MotoGP

El campeón da la claven

Marc Márquez vuelve con las pilas cargadas a Silverstone. El piloto de Honda encara la recta final del campeonato con la certeza de tenerlo todo bajo control, incluso uno de los grandes problemas de la firma este curso y que han lastrado a Marc: ser competitivos en agua.

"Es una pista rápida y técnica, pero nuestra moto tiene puntos muy fuertes e intentaremos dar el máximo allí, como de costumbre. El trazado ha sido reasfaltado, y eso debería ser una buena ayuda en general para las actuaciones en pista; veremos si ese es el caso", explica Márquez.

"Después de un tiempo bastante largo sin la posibilidad de rodar bajo la lluvia, Austria confirmó que podemos ser rápidos en condiciones húmedas, ¡y eso es muy bueno de cara a una carrera en el Reino Unido! En Silverstone, el clima es otro oponente a tener en cuenta, pero sean cuales sean las condiciones, esperamos luchar por el podio de nuevo", asegura Marc.

Una carera que será la última de Dani Pedrosa en Silverstone, que avisa: “No es uno de mis circuitos favoritos, ya que solía ser muy bacheado y el clima siempre es inestable. Por otro lado, han reasfaltado, así que veremos si la sensación es mejor y si podré trabajar bien a partir del viernes por la mañana para prepararme para la carrera. El clima seguirá siendo impredecible, como siempre, y eso es algo con lo que debemos estar preparados".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información