Valentino Rossi se cansa de callar: el palo más bestia a Yamaha

El italiano tira de la manta

Valentino Rossi se planta. El campeón está harto de ser comparta en el Mundial de MotoGP y señala al gran culpable del desaguisado: el motor de la Yamaha.

‘Vale’, que empieza a ver como peligra el subcampeonato, ha dejado de morderse la lengua para poner las cosas en su sitio: así no se gana un Mundial. Pero, y lo que es peor, no se puede ni luchar por él.

"Por el momento, siendo realista, me batirán las dos Ducati. No están muy lejos y son más veloces. En otras pistas sufriremos menos. Me gustaría al menos luchar por el podio. Este año, los tres son más rápidos en casi todas las pistas. Espero estar más cerca en las próximas citas", arranca Valentino.

"Para mí, el chasis es bueno. No es sólo cuestión de electrónica, también es el motor. En los circuitos se ve que Ducati y Honda cambiaron mucho. Es una combinación entre motor y electrónica, pero no sé decir el porcentaje”, atiza.

"Somos el equipo de fábrica de Yamaha y para mí tenemos que compararnos con el equipo de fábrica de Honda y de Ducati, no con nadie más", dispara.

"¿Echar a Tsuji? No puedo contestar a esa pregunta. Mi trabajo es dar el máximo y dar las indicaciones adecuadas para mejorar. ¿Furusawa? No creo que sea posible. Para mí, podemos mejorar con estos chicos que hay ahora. Lo importante es mejorar en las áreas adecuadas", avisa ante la purga que prepara Yamaha.

"Por desgracia, no creo que mejoremos. Con todo, es importante probar porque para mí, Misano es la carrera más importante del año. No creo que estos dos test sirvan para hacer un gran cambio. Estaría bien hacer un buen resultado en Misano, pero antes hay que pensar en Silverstone", termina.

Rossi está cada vez más harto y Yamaha peor que nunca.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información