Valentino Rossi pega un palito a Maverick Viñales que desata la guerra en Yamaha

El italiano manda un aviso a navegantes

Yamaha no lo ve claro. Maverick Viñales llegaba a la firma de diapasón para disputarle el reinado a Valentino Rossi, ser su futuro heredero y la mejor baza ara ganar el Mundial. Y de eso, nada.

Maveick se diluye en Yamaha como un azucarillo. El piloto español no sólo no vence, si no que no convence y va a menso.

La decepción con Viñales en Japón es total. El catalán está a años luz de las expectativas generadas con su llegada y la cuerda en el equipo de Rossi se acaba.

Renovado por dos temporadas más, hasta 2020, las voces que aseguran que la próxima podría ser la última de Maverick en Yamaha se disparan: si el piloto no logra los mínimos, los japoneses no tendrán ningún problema en pagar para rescindir su contrato.

Una realidad, la del bajó del piloto, que no niega ni su compañero de equipo, Valentino Rossi, quien no se muerde la lengua y mete el dedo en la llaga.

“No soy yo el que tiene que hablar de ciertas cosas. Sólo puedo decir que Maverick es un piloto muy fuerte, pero se ha encontrado con una situación inesperada. Se ha encontrado con una M1 menos competitiva y, en ciertos momentos, le cuesta, especialmente cuando no tiene experiencia para mantener la calma. Seguramente, la motivación cuando sudas tinta para llegar quinto es distinta a cuando te despiertas y sabes que vas a luchar por la victoria. Creo que solamente le tienen que dar una moto más rápida y, entonces, Maverick volverá a ser competitivo", espeta.

Guerra en Yamaha por el futuro de un Viñales que se queda sin margen de error.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información