Fuga en el Barça. Y no lo frena ni Coutinho, ni Messi, ni nadie: oferta bestial para salir

Un crack del Barcelona toma la puerta de salida

El Barça no vive en una nube. Tras un comienzo de temporada irregular, el parón de selecciones sirve a algunos jugadores para descansar el cuerpo y la mente.

Pero en el caso de Malcom todo es diferente. El brasileño de 21 años se encuentra perfecto físicamente, apenas ha jugado 25 minutos, pero devastado psicológicamente.

El ex del Girondins de Burdeos tiene un papel residual en el equipo y no se acaba de adaptar al vestuario ni a la ciudad de Barcelona. Un estrés que no le permite dar su mejor versión y que se suma a la poca confianza que tiene Valverde en sus capacidades -fue un fichaje del club-.

Malcom comienza a desesperarse por la falta de minutos, pese a que Dembélé no se encuentra en su mejor momento. El canterano del Corinthians no entiende del todo su situación y recuerda que en verano rechazó a la Roma -con quién ya tenia un contrato firmado- para unirse al club culé.

Malcom no siente valorado su esfuerzo y ya tiene una oferta para salir procedente del Inter de Milán. Luciano Spalletti ha pedido su fichaje a una directiva que ya tendría preparados 50 millones para final de temporada. Sus planes pasan por conseguir una cesión en enero con opción de compra obligatoria a final de curso.

El brasileño tiene dos meses para decidir, pero si la situación con cambia, ni Coutinho, su gran apoyo en el vestuario, ni nadie podrá hacer que cambie de opinión.

Sangría en enero en Barcelona.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información