Messi no lo puede tapar más: Dembélé se mete en un lío muy feo fuera del Barça

El francés se ve envuelto en un nuevo escándalo

Ousmane Dembélé vive perseguido. Es algo lógico para un jugador del Barcelona, que costó 150 millones de euros y que vino con la premisa de ser el sustituto de Neymar. Pero la realidad es muy distinta.

Porque Dembélé ni siquiera ha podido hacerse un hueco en el once inicial de Valverde. Ni la temporada pasada ni esta. Aunque empezó pisando fuerte, de nuevo el francés se ha desinflado y se ha vuelto a ver su peor versión.

Triste, apático, sin ganas y excesivamente individualista, el ex del Borussia Dortmund sigue acumulando críticos y enemigos. Pero la verdadera razón de su bajo rendimiento desde que aterrizó en la ciudad condal ha sido desvelada.

Para empezar, Dembélé no ha hecho ni un tímido esfuerzo por adaptarse al grupo. Su castellano es bastante malo y su inglés tampoco es el mejor. No está estudiando como para mejorar y sus únicos contactos son los franceses del equipo.

Y no solo eso. Aseguran que las fiestas en su casa son constantes y que raro es el día que no se va a dormir a altas horas de la madrugada. Lejos de practicar una vida sana, sus vicios son la consola y la comida rápida. A todo esto, sus escapadas en días libres a Francia son habituales.

Una vida muy alejada de la que debería ser la de un jugador de élite.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información