Marco Asensio lía la de Dios: el numerito que avergüenza a Bale, Benzema, Casemiro (y compañía)

Show al acabar el partido de Champions League

Marco Asensio no se tomó demasiado bien su suplencia en Plzen. El balear esperaba ser de la partida y recuperar sensaciones y confianza ante un rival muy inferior al Real Madrid.

Pero no sólo no jugó de inicio, Asensio tuvo que ver los 90 minutos sentado. Antes que él, tuvieron la oportunidad de entrar Isco, Vinicius e incluso Javi Sánchez, jugador del Castilla llamado por Solari.

La cara del internacional español era un poema. El ex del Mallorca no quiso saber nada de nadie una vez finalizado el encuentro, se marchó directo al vestuario y de allí al autobús sin hablar con nadie. Cara de pocos amigos y con los cascos puestos. 

El enfado de Asensio era descomunal y así lo hizo notar. Un gesto del que tomó nota Solari, que a buen seguro no le sentó muy bien, y que puede traer consecuencias negativas a Marco.

Por ejemplo, otra suplencia…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información