No se habla de otra cosa: Sergio Ramos lo tapa, pero es terrible (y de un crack del Real Madrid)

Escándalo en el vestuario blanco

Los trapos sucios salen a la luz. Por más que desde el Real Madrid se intente taparlo, toda la verdad sale al descubierto. La última noticia en ser pública, el sobrepeso de un Isco que puede hacer las maletas.

El malagueño, relegado al banquillo por Solari, tuvo la oportunidad de ser titular en la derrota de España ante Croacia. Los rumores que se venían escuchando sobre un posible problema físico de Isco -se decía que estaba fuera de forma- eran desmentidos día tras día en el Bernabéu.

Pero cuando el río suena… Y se demostró que los críticos no mentían. Isco pasó inadvertido con la pelota, y solo destacó por los kilos de más que se le apreciaban cuando la cámara le enfocaba.

Ahora ya se sabe todo. El de Arroyo de la Miel no juega porque está en un momento lamentable. Solari, hoy por hoy, lo tiene castigado hasta que no esté al 100%. Mientras, Bale, Lucas Vázquez, Asensio y hasta Vinicius están por delante de él.

Florentino Pérez está al día. Ya ha advertido: o se pone las pilas y vuelve a su nivel, o escuchará las ofertas que le llueven desde Italia e Inglaterra.

Operación bikini para Isco.