Messi se carga un fichaje galáctico del Barça (y lo manda al Real Madrid de Florentino Pérez)

Llegada vetada en el Camp Nou

Los amigos, primero. Leo Messi es fiel a los suyos y los defiende hasta morir.

El ‘10’ tiene la sartén por le mango en el Barça y juega sus cartas.

El verano pasado, la dupla Messi/Luis Suárez, cuentan desde dentro, ya se cargó la llegada de un Antoine Griezmann que echaba al uruguayo del Barça.  Una realidad que este año vuelve a repetirse.

El Barcelona busca gol y piensa en el futuro. Harry Kane gusta mucho a los que mandan, pero muy poco a Suárez y Messi.

El aterrizaje del inglés, que va como loco por salir del Tottenham rumbo a un grande de verdad, significaría el adiós de un Luis Suárez que se acerca peligrosamente a los 32 años.

Una operación, al de Kane, vetada en un vestuario en el que Leo Messi tiene la última palabra.

El argentino, en este sentido, prefiere un perfil bajo que no haga sombra a Luis, estilo Piatek, Pépé y compañía.

Un jugador que acepta la suplencia sin rechistar, aunque con el movimiento se sirva en bandeja el fichaje de Kane a un Real Madrid que va como loco por firmarlo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información