Problema, y gordo, en el Real Madrid: Florentino Pérez intenta taparlo (y no puede)

Días duros en Concha Espina

La afición del Real Madrid echa a chispas. Y es lógico. El rendimiento del equipo está a años luz del esperado y no hay indicios que inviten al optimismo para salvar una temporada que apunta a catástrofe.

Solari, Lopetegui, Isco, Asensio, Benzema, Bale, Ramos, Modric… la lista de señalados es larga, pero en los últimos días la grada parece haber encontrado al único culpable: Florentino Pérez.

El presidente no supo gestionar la marcha de Zidane y de Cristiano Ronaldo y, gran parte de la crisis del Real, es por su culpa. Así se lo ha hecho saber el público, pidiendo a gritos su dimisión, hasta que la policía intervino para echarlos del campo.

La ausencia de fichajes, el desacierto a la hora de escoger entrenador, la mala relación con algún crack del equipo, los favoritismos, el precio de las entradas, priorizar el dinero al club… son los motivos que exponen los aficionados para reclamar el cese del que es el jefe del Madrid.

Pero eso no será suficiente para despedir a Pérez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información