50 millones y un crack del Barça: Messi alucina (y Florentino Pérez más)

Operación de locos

De locura. El Barça prepara una oferta por Willian, viejo objetivo culé, de 50 millones de euros más los servicios de Malcom, que no se ha adaptado al club azulgrana. Messi no da crédito.

Y es que cuesta entender por que el Barcelona iba a ofrecer tal dineral, 50 ‘kilos’ más el ex del Girondins de Burdeos, tasado en 40, que sumarían 90 millones, por un futbolista que ya ha entrado en la treintena.

Willian ya está en decadencia y, de hecho, no es pieza fundamental para Maurizio Sarri, que ordenó cerrar el fichaje de Pulisic desde el Borussia Dortmund para jubilar al brasileño y a Pedro.

Messi ya ha ordenado paralizar una operación que está cerrada. Valverde quiere al ‘canarinho’ a toda costa y la directiva no ve con malos ojos la operación. Ya no hay marcha atrás. 

Leo se tira de los pelos, consciente de que se sale de presupuesto y que no es una posición que haga falta reforzar: el capitán prefiere invertir en un delantero capaz de suplir a Luis Suárez cunado haga falta.

Florentino Pérez ríe a carcajadas.