Quiere jugar con James Rodríguez: El crack mundial que insiste en que fiche por su equipo

Son muy buenos amigos.

Remontándonos a tiempos memorables en los que el Real Madrid era feliz y no lo sabía, juntando a Cristiano Ronaldo y James Rodríguez, se puede apreciar como desde el primer momento, tanto el portugués, como el colombiano se llevaron de la mejor forma. Esta situación se vio favorecida por el hecho de que el zurdo siempre mostró su admiración hacia el referente del equipo, además de que lo catalogaba como el mejor jugador del mundo.

 

Este buen ambiente fuera de los terrenos de juego se trasladaba a la cancha, ya que James buscaba continuamente a Ronaldo, y esta sociedad significó una buena cuota de goles en su momento para la casa blanca.

 

Cuando la dirección deportiva del club junto con el presidente decidió buscarle salida al habilidoso 10, uno de los más enfáticos a la hora de demostrar su descontento fue Cristiano, debido a que según su criterio se había logrado una gran compenetración de grupo, y esa ausencia los hacia menos potentes para la siguiente temporada.

 

Luego de que el jugador de la Selección Colombia llegara al Bayern Munich, siguió manteniendo contacto con su ídolo y amigo. Pasó el tiempo y le tocó marcharse al crack portugués con destino hacia Turín, y desde su llegada ha estado intentando que fichen a James porque siente que él tiene esa creatividad que le falta a la zona medular de la Juventus.

La contratación no se ha llevado a cabo, ya que depende de varios factores, entre los que destaca que el futbolista sigue siendo ficha del Real Madrid y que la opción de compra preferencial la tiene el conjunto bávaro, lo que genera una dependencia importante de otras decisiones, para que finalmente pueda terminar dirigiéndose a territorio italiano.

 

El corazón del mediocampista se encuentra dividido, entre el club de sus amores y su ídolo. ¿A dónde lo llevará el fútbol?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información