Increíble: Messi detuvo un fichaje de última hora en el Barça (y no creerás quién es)

Leo frustró una llegada

Leo Messi fue el responsable de que Adrien Rabiot no aterrizara en el Barça. A última hora, el cuadro azulgrana logró cerrar el acuerdo definitivo con el jugador y el PSG para que llegara este mismo enero.

Pero el argentino, ejerciendo de capitán, mandó detener cualquier tipo de negociación y frustró el trato, que consistía en el pago de 20 millones de euros al equipo galo, una prima de fichaje de 10 ‘kilos’ a Rabiot y su agente y un sueldo de 8,5 millones por temporada, con un contrato hasta 2024.

 

Un fichaje que Leo no entendía. Primero, porque no le ve hueco en la plantilla. Con Busquets, Vidal, Arthur, Rakitic, Aleñá, Riqui Puig y el fichaje cerrado de Frenkie de Jong hay más que suficiente.

Segundo, porque veía exageradas las peticiones de Adrien y del Paris Saint-Germain. El equipo capitalino exigía una cantidad demasiado elevada por un futbolista que llegaría libre en junio, mientras que Rabiot pedía un sueldo y una prima de fichaje muy alta. 

Por último, no ha gustado ni un pelo la actitud del internacional con Francia durante estos meses. El mediocentro de 23 años lleva mareando la perdiz y negociando con otros clubes cuando ya dio el OK a la oferta del Barça y ha jugado al despiste con la directiva, además de iniciar una demanda judicial contra el PSG que, según afirman fuentes del club, entienden que perjudica su imagen.

En verano tampoco llegará por lo que parece…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información