Messi lo frena: el bochornoso espectáculo que ensucia el Barça-Valladolid (y es muy bestia)

Hay lío en Barcelona.

El Barcelona ha centrado su fuerza dirigencial hacia la contratación de talentos jóvenes, y la obtención de algunas cesiones que logren reforzar ciertas posiciones en las cuales tienen falencias evidentes, y que en caso de alguna ausencia se les complicaría encontrar solución.

 

Mientras ese era el centro de atención, en la institución se acordó tomar una decisión muy sensata, la cual consistió en llegar a un acuerdo para renovar a Ernesto Valverde hasta el 2020. El estratega ha pasado con nota alta su prueba en el Barça, principalmente en el manejo del vestuario, trascendental obstáculo en grupos con tantos caudillos.

 

Esta noticia no sentó para nada bien a Philippe Coutinho, quien no veía la hora de que el técnico tuviera que salir del club para buscar asentarse, ya que ha perdido demasiado terreno dentro de los planes de Valverde. Esta molestia y decepción del brasileño, se ha visto reflejada en la actitud en los entrenamientos previos al partido contra el Real Valladolid, lo que derivó su suplencia, cuando a principios de semana todo apuntaba a que sería de la partida.

 

El semblante de Coutinho en el banquillo mostró un claro descontento y hasta desgaste de la complicada situación que le ha tocado vivir, cuando parecía que se lograba afianzar como parte del once de gala.

 

Messi ejerciendo su voz de mando, le aconsejó que estuviera preparado ante la más mínima oportunidad de ver minutos que recibiera en el encuentro, de modo que pueda ganar terreno nuevamente, debido a que ahora solo le queda esforzarse y demostrar el por qué se pagó una cifra abismal por su contratación.

 

Cada nuevo desencuentro acerca la puerta de salida para el atacante, y a la dirigencia se le empieza a agotar la paciencia. La renovación fue una evidencia de quien tiene el voto de confianza desde la presidencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información