Florentino Pérez señala a los cinco responsables de la derrota del Real Madrid (y están en la calle)

El presidente estalla

Florentino Pérez no sabía ni dónde meterse tras la victoria del Girona ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. La derrota mata de un plumazo las posibilidades de los de Solari en liga y deja cinco señalados.

El primero, el propio entrenador argentino. El ex del Castilla se equivocó en la alineación inicial, cambiando demasiadas piezas y dejando en el banquillo a Vinicius, el líder del ataque blanco.

El Real ya había dejado mal sabor de boca contra el Ajax y la cosa no estaba como para experimentos. Eusebio le pintó la cara y supo gestionar mejor a su conjunto.

El segundo, el de siempre, Marcelo. Una vez más cuajó un partido deprimente, algo que ya viene siendo costumbre últimamente. Desaparecido en ataque y un coladero en defensa, Portu, autor del gol de la victoria, hizo lo que quiso con él.

No era titular en liga desde el 6 de enero, y no dio motivos para serlo de nuevo. Perdió once balones y demostró que su forma física no es la adecuada para un futbolista ‘top mundial’. De hecho, así no sirve ni para Segunda División.

El otro gran señalado es Bale. Entró en el minuto 66 por Asensio y volvió a ser ese jugador frío, tímido e indolente. Tras su horrible partido en Ámsterdam, tenía la oportunidad de reivindicarse. 

Y no sólo no lo logró, si no que lo empeoró fallando una clara ocasión en los últimos compases del encuentro que podrían haber significado el empate. El Santiago Bernabéu estalló en su contra y le silbó con ganas. Pero al galés le da igual, vive en su mundo.

Dani Ceballos tampoco se libró. El sevillano, que venía reclamando más minutos a gritos, tenía la siempre complicada tarea de sustituir a Luka Modric. Ni qué decir que el resultado fue un desastre.

Fue el centrocampista que menos pases dio y que menos pelota tocó. No intervino ni realizó ninguna acción de peligro. Desastroso. Su futuro no pinta muy bien.

Por último, Álvaro Odriozola. El ex de la Real Sociedad llegaba en un buen momento de forma, pero siempre a la sombra de Dani Carvajal. Pero su actuación dejó mucho que desear.

Horrible en defensa, una pérdida suya ocasionó el segundo gol, y tímido en ataque. Por suerte para él, aún tiene crédito.

Pero Florentino nunca olvida.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información