La negociación de Florentino Pérez con tres grandes de la Premier: la última hora en el Real Madrid

Conversaciones entre grandes clubes

Presión. Florentino Pérez tiene un puzle sobre la mesa que debe resolver antes del verano.

Gareth Bale quiere irse y ha puesto sobre la mesa del Real Madrid su elección: el Manchester United. ¿El problema? El equipo inglés no pasa de los 80 millones con variables por el galés.

El Madrid tasa a Bale en 150 ‘kilos’, pero ninguno de los grandes acepta esas cifras.

La otra vía es el Chelsea. La entidad de Londres está depuesta a aceptar a Bale en la operación Hazard, pero, y en este caso, la tasación es incluso inferior: 70 ‘kilos’ más variables.

Y hay una última opción: el Tottenham que incluirá a Bale en la venta de Eriksen, aunque, y también, en una operación nefasta para el Madrid: 40 kilos más el galés.

 

Gareth, por su parte, tensa la cuerda y elige la peor de las opciones para los intereses de Florentino Pérez, el United. Un club sin ‘feeling’ con el Madrid tras el lío de De Gea y el fax y que, además, no tiene ningún jugador que interese especialmente a los blancos.

Un que amenaza con ir a más si Bale cumple sus advertencias: exprimir su contrato millonario en el Real si el club blanco se niega a traspasarlo al United a precio, prácticamente, de saldo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información