¡Descartado! El central que Florentino Pérez rechaza dos semanas después de apalabrar su fichaje

El presidente ha cambiado de opinión.

El gran desempeño que ha mostrado la dupla de centrales del Real Madrid en los últimos tiempos, ha provocado que la dirigencia se despreocupe con esta zona del campo, tan solo teniendo a Nacho como resguardo a la hora de que no estén a disposición Sergio Ramos o Raphaël Varane.

 

De forma atípica, el rendimiento en lo que ha transcurrido de competencia para la defensa blanca no ha sido el acostumbrado, poniendo en duda dentro del club, si es suficiente con lo que se cuenta actualmente en la plantilla para solventar caídas en el accionar.

Al final se llegó a un consenso de ir a por otro defensor central con que el puedan contar para aliviar la carga de partidos de los titulares, y en caso de que no se encuentren a disposición por sanción o lesión. El zaguero que se estaba tanteando era Éder Militão, que milita en el Porto, y ha estado teniendo una temporada muy interesante, tanto que, hasta Pepe, quien comparte equipo con él, comentó lo siguiente: «Es un jugador muy bueno, joven, con mucha calidad, un gran futuro por delante. Espero que sea lo más bonito posible para él, porque es un buen chaval, un profesional y deseo lo mejor para él».

 

Todo iba por buen camino, pero un acto de indisciplina ha provocado que el Madrid ponga freno a su interés de ficharle. El brasileño fue visto en una discoteca, bastante tarde, en una fiesta donde se celebraba el cumpleaños de uno de los jugadores del segundo equipo, situación que le valió una suspensión previa al partido contra el Tondela por la Primeira Liga.

 

Florentino Pérez iba a pagar 50 millones de euros, pero ha dado marcha atrás al enterarse de la noticia, tiene claro que no quiere dentro de la plantilla a futbolistas que sean problemáticos y puedan perturbar la armonía del vestuario con esta clase de situaciones.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información