El último objetivo de Florentino Pérez para la defensa del Real Madrid (y Sergio Ramos no lo quiere)

Más nombres sobre la mesa

Florentino Pérez está obsesionado con la idea de reforzar la defensa. El presidente del Real Madrid cree que la retaguardia es el punto débil del equipo y por eso ya tiene cerrados los fichajes de Militao y Hermoso.

Pero eso no parece ser suficiente. Con el adiós de Jesús Vallejo y de Marcelo cantados y con la posible salida de Varane o Nacho sobre la mesa, ambos han rendido por debajo de lo esperado, el mandatario blanco tiene varios nombres en la agenda para junio.

Con Marquinhos, Skriniar, Koulibaly o De Ligt como llegadas galácticas, ‘Flo’ trabaja en un fichaje tapado, el de Issa Diop, futbolista del West Ham. Fichado este pasado verano procedente del Toulouse, el francés se ha consolidado como pieza clave en el equipo de Pellegrini.

El internacional sub 21 solo se ha perdido dos partidos en la Premier League, competición en la que el cuadro londinense ocupa la novena plaza.

Reclutado a cambio de 25 millones de euros, ya pocos dudan de las capacidades de Diop, que se ha erigido en uno de los zagueros más solventes en Inglaterra, gracias a su juego aéreo, merced a sus 194 centímetros, su buena colocación y su inteligencia.

Unas cualidades que han llamado la atención de Florentino, que lo sigue de cerca. Su juventud, 22 años recién cumplidos, su proyección, su nivel y su precio, de unos 45 ‘kilos’, lo colocan como uno de los objetivos a seguir.

Un nombre que Sergio Ramos ha vetado. Cree que con lo que hay y lo que tiene que llegar, Militao y Mario Hermoso, hay más que suficiente. Además, duda bastante de la adaptación de Diop al futbol español, donde los defensas espigados pero muy lentos sufren en exceso.

Y por ese precio, es mejor no hacer locuras.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información