No soporta a Solari. Negocia con Pep Guardiola. Y no es Isco: el nuevo lío en el Real Madrid

Florentino Pérez asume una marcha

Harto. El partido del Real Madrid contra el Levante dejó muchos avisos a navegantes.

La mala imagen de un Madrid que no juega a nada, el desplante de Bale a Lucas Vázquez que no quiso celebrar su gol, la enésima suplencia de Marcelo y un largo etcétera con un detalle final: Toni Kroos.

El alemán no agachó la cabeza con el cambio de Solari cuando los blancos aún empataban el encuentro y plantó cara.

Al alemán le sentó a veneno que el argentino lo volviera a señalar como uno de los responsables del desaguisado y optara por sustituirlo en el minuto 69.

Kroos, que lleva meses mordiéndose la lengua, no se creía la afrenta y dejaba claro ante las cámaras su tremendo malestar.

Una actitud pública a la que acompañan negociaciones secrete en privado que apuntan a un destino final: el Manchester City.

Pep Guardiola quiere comprar al que fuera su pupilo en el Bayern para el próximo curso y Kroos está encantado con esa idea.

Toni, que da su etapa en el Real por cerrada, quiere jugar en Inglaterra, en el City, antes de colgar las botas y sabe que su tren pasa este verano.

Fin de ciclo para Kroos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información