El vergonzoso mote que Sergio Ramos (y compañía) le ha puesto a Bale (y no es “el golfista”)

El vestuario se ríe del 'Expreso de Cardiff'

Sergio Ramos, y no es el único, no puede ni ver a Gareth Bale.

El vestidor del Real Madrid no aguanta a un jugador que fama de mal compañero, falta de profesionalidad y un ego comparable al de Cristiano Ronaldo. 

Bale lleva peor que mal su rol secundario en el Real Madrid, pero aún más las mofas que el vestuario hace de ello.

El vínculo del ‘11’ con el resto del equipo, a excepción de Modric, es prácticamente nulo.

Bale no habla castellano y, como destapó Marcelo, con la mayoría de jugadores se entiende a base de signos.

Una realidad que ha llevado al equipo a ponerle dos motes: “el golfista”, como destapaba Courtois hace unos días por su afición al golf. Y otro más humillante, “el marciano”, debido a sus actitud con el resto del grupo.

Una relación de tensión, la de Gareth con la mayoría de miembros de la caseta, que ha colocado al galés en la puerta de salida.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información