El nuevo escándalo de Isco en el Real Madrid (y es de los gordos) que ya sabe Florentino Pérez

Más líos entre el '22' y Solari

Jarro de agua fría para Isco Alarcón. El malagueño no ve la luz al final del túnel y durante el día de ayer recibió una pésima noticia: no estará en el banquillo en el Clásico.

Su lugar, por tanto, se encontrará en la grada, al lado de los otros descartes: Mariano Díaz, Brahim Díaz y Jesús Vallejo, y a la espera de conocer el último, que se sabrá a horas del partido contra el Barça.

Un capítulo más en la negra temporada del ‘22’, que no levanta cabeza. Solari ha dejado claro que no cuenta con él y está dispuesto a amargarle lo que queda de curso. Y, por el momento, no hay duda de que lo está consiguiendo.

El entrenador argentino quiere, de esta manera, forzarle a salir al final de la presente campaña, ya que el jugador se niega a hacer las maletas. Florentino Pérez ha dado unas indicaciones muy claras: o acepta salir, o no volverá a jugar más vestido de blanco.

Isco, por su parte, tenía la ilusión de jugar, aunque fuera unos minutos. Pero no será así. Y tampoco apunta a hacerlo el fin de semana, en el duelo liguero. Una injusticia, según Alarcón, ya que merece más minutos que futbolistas como Bale, que han mostrado un nivel paupérrimo y, además, su comportamiento no ha sido el adecuado.

Pero Solari no piensa igual. Y la plantilla, si es para jorobar a Isco, le apoya.

Por algo será.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información