Sergio Ramos dinamita el Clásico con una bomba a Florentino Pérez

El capitán revienta el Real Madrid

Sergio Ramos es muy del Real Madrid, pero también del dinero.

El capitán blanco sabe que sus mejores días llegan a su fin y pide a Florentino Pérez un último contrato millonario.

Ramos quiere ser el mejor pagado, pide, aseguran, un euro más que el actual contrato de Bale, en torno a los 18 millones de euros, para seguir feliz.

Una presión al club blanco que ha ido aumentando en las últimas fechas y que está viviendo su cúspide con el doble enfrentamiento de los blancos contra el Barcelona.

Ramos quería llegar al Clásico con su futuro encarrilado, pero la respuesta que ha recibido de los despachos del Santiago Bernabéu no es, para nada, favorable.

La entidad madridista no contempla llegar a las cifras que plantea Ramos.

El club que preside Florentino Pérez no niega una ampliación de contrato/ficha al andaluz, pero nunca en las cantidades que demanda el capitán.

Una realidad que está desencadenando una situación de tensión que ya está pasando factura al central y que avisa con un nuevo culebrón en verano que recuerda, y cada vez más, a lo ocurrido con Iker Casillas.