Bale y 40 millones para el Real Madrid: la llamada a Florentino Pérez en las últimas 24 horas

El '11' puede entrar en un cambio de cromos

El Real Madrid tiene una propuesta encima de la mesa por Gareth Bale. El galés se ha convertido en la ‘patata caliente’ del vestuario y se le busca destino. Y, por fortuna, algún club ha picado.

Concretamente, el Tottenham, su anterior equipo, que está dispuesto a darle una oportunidad a un futbolista que, desde que salió de la Premier League, ha mostrado un nivel más bien flojo e irregular.

 

Y ya no solo eso. Además, el ‘11’ mira al resto por encima del hombro y se da unos aires de estrella que gustan entre poco y nada en Chamartín. Los compañeros, a excepción de Modric, no le dirigen la palabra y su relación con los entrenadores y la afición es peor que mala.

Bale se cree la estrella del equipo y no acepta que es suplente. Y no es nada nuevo, con Zidane también lo era. Una realidad que le cuesta asimilar. Por esa razón, encontrar un cliente que pague 120 millones, lo que pide Florentino por él, es prácticamente imposible.

Los ‘spurs’ tampoco están dispuestos a hacerlo. Les gustaría tener al hijo pródigo de vuelta, de hecho, es la gran prioridad en la directiva, que ya trabaja para anunciar su regreso a White Hart Lane.

Así pues, ya tienen una idea en mente que seduce a Pérez, y es ofrecer 40 millones de euros más los servicios de Christian Eriksen, un jugador que gusta mucho en Madrid y que se niega a renovar su contrato, que expira en 2020, con el cuadro londinense. 

La estrella danesa está tasada en 80 ‘kilos’, y, sumado a los 40 que pagarían, llegarían a los 120 que pide el Real por ‘el Expreso de Cardiff’.

Apetecible.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información