Isco dinamita el Real Madrid con una salvajada que Florentino Pérez y Ramos no saben como esconder

Escándalo en Chamartín

La paciencia de Isco toca a su fin, si es que no se ha acabado ya. El futbolista malagueño está harto de ver los ridículos del Real Madrid en el campo mientras él observa desde la grada o el banquillo.

Y lo peor es que aún no sabe el porqué de su castigo. Solari llegó y la primera decisión que tomó fue la de apartar al ‘22’ del equipo, después de ser pieza clave durante la etapa de Zidane.

Desde entonces, las malas noticias no han hecho más que acumularse para Alarcón, del que se ha llegado a decir que estaba completamente fuera de forma, que no se habla con sus compañeros y que tiene decidida su salida. Para colmo, fue abucheado por la afición en varios encuentros.

Al principio, los resultados daban la razón a Solari. Pero, tras los últimos fracasos, ha salido toda la basura a la luz. El Real ha echado en falta la calidad de Isco y todavía no se entiende el porqué la titularidad de Bale, que no aporta nada, por delante del ex del Málaga.

Ni siquiera el propio futbolista lo entiende. Juega mal, se queja, protesta públicamente, desprecia a sus compañeros y encima recibe una recompensa en forma de minutos en el Clásico. Mientras, Isco se quedó en la grada.

El internacional español tuvo que ver a distancia el ridículo del Madrid en Champions League ante el Ajax, observando como su equipo caía eliminado con estrépito con impotencia.

Al acabar el choque, tal era el enfado del andaluz que no bajó a los vestuarios. A diferencia de Marcos Llorente, Mariano, Brahim o Vallejo, que tampoco jugaron y sí que bajaron a consolar a sus compañeros, Isco se desentendió.

Para colmo, tampoco regresó en el autocar del equipo. Decidió abandonar Valdebebas en un coche privado y con destino desconocido.

La brecha cada vez es más gorda.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información