Sergio Ramos no es el único jugador que quiere arruinar a Florentino Pérez en el Real Madrid

Cuestión de finiquitos.

La salida de la carrera por la disputa de todas las competiciones ha terminado por romper varias relaciones en el vestuario merengue. Inicialmente se habían dado enfrentamientos de Isco con Solari, que a su vez tuvieron incidencia con el presidente, quien buscaba de algún modo poner orden a un grupo que por haber ganado de forma histórica se sentía con la autoridad de imponerse sobre cualquiera que estuviera de paso. Este conflicto provocó que a lo interno se formaran grupos que estaban a favor y en contra del comportamiento del malagueño.

 

Otro de los que desde el primer momento también se sintió ninguneado por parte de los dirigentes y cuerpo técnico fue Keylor Navas, que bastó con que llegara Thibaut Courtois para que el costarricense perdiera todo el progreso y peso que había adquirido por las finales que había ganado, para Solari esto no valió y le dio un papel secundario que tenía un matiz ofensivo, provocando que otros compañeros del equipo tomaran sus reservas sobre la forma en que se estaba tratando a quienes lo habían dado todo por la camiseta blanca.

 

Ahora, la eliminación ante el Ajax derivó en una guerra directa de Sergio Ramos con Florentino Pérez, y luego del partido se produjo una discusión con los ánimos subidos en donde el capitán quiso defender a sus compañeros diciendo que la culpa no era exclusivamente de ellos, puesto que, el mal manejo dirigencial con el cambio de entrenadores y la incapacidad para buscar un reemplazo de Cristiano Ronaldo fueron decisivos. Florentino Pérez se habría enfurecido por estos comentarios retadores y el enfrentamiento llegó hasta los últimos niveles, tanto que, Ramos dejó caer que si quería que se fuera que lo echara y le pagara su finiquito.

 

El capitán no es el único con ese pensamiento. Marcelo con su comentario de que su casa está en su actual club, le ha querido mandar el mismo mensaje de Ramos a la presidencia. La Juventus no quiere pagar 40 millones por el brasileño, solo lo contrataría gratis. Luce complicado que la situación pueda llegar a resolverse sin que se presente un afectado.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información