Otro palo para la Real: Pudo fichar a Konoplyanka y no lo hizo

Otro palo para la Real: Pudo fichar a Konoplyanka y no lo hizo

La perla ucraniana, ahora en las filas del Sevilla, fue un objetivo txuri urdin

El ucraniano Yevhen Konoplyanka se está convirtiendo por méritos propios en una de las estrellas emergentes de la presente Liga. Su talento ya había quedado patente antes, pero el centrocampista explotó en el choque contra el Real Madrid de hace un par de semanas. Y este jueves, en su edición impresa, Mundo Deportivo desvela una noticia que fue rumor durante el verano y que resulta bastante sorprendente: Konoplyanka no sólo fue pretendido por el Sevilla y por el Atlético de Madrid este verano. También intentó ficharle la Real Sociedad.

 

El equipo de David Moyes -ya fuera de la entidad blanquiazul- fue de los que más animó la rumorología durante el mercado estival, con muchos nombres que después no llegaron a nada y otros 'clulebrones' que sí tuvieron éxito, en un ejercicio de esfuerzo por parte de la directiva por darle al técnico escocés la mejor plantilla posible. Llegaron hombres como Asier Illarramendi, Bruma, Jonathas o Diego Reyes, que contribuyeron a que el club se gastara más que ningún otro año en su historia en fichajes.

 

Sin embargo, y según el citado medio, la Real no pudo competir con el Sevilla por hacerse con Konoplyanka debido a las altas exigencias económicas que suponía el fichaje del ucraniano. Según la web especializada transfermarkt, Konoplyanka, ahora con una cláusula de rescisión de 35 millones de Euros, costó 20 a la entidad andaluza. La Real mantiene un balance negativo de -24,10 millones de Euros, y por ejemplo gastó 15 sólo en Illarramendi, un fichaje hecho a última hora y porque el Madrid decidió desprenderse del de Mutriku.

 

Sumando la cantidad que el equipo pagó por el centrocampista y por el brasileño Jonathas, que apenas ha podido demostrar su calidad todavía, además de los casi dos millones que ha tenido que desembolsar en concepto de préstamo por Bruma, un delantero semi desconocido, quizá podría haber afrontado el fichaje de Konoplyanka desde otra perspectiva, pero no lo hizo. Otra decisión que dará que hablar seguro en San Sebastián.