El Rayo volverá a insistir en dos fichajes bomba para calmar a Paco Jémez

El Rayo volverá a insistir en dos fichajes bomba para calmar a Paco Jémez

Las aguas no están nada tranquilas en el equipo madrileño últimamente, con varios incidentes en la plantilla y el club

La derrota in extremis del Rayo Vallecano por 2-1 ante el Villarreal el pasado fin de semana parece haber hecho aumentar las dudas en la plantilla franjirroja justo antes de las Navidades. Pese a que el equipo completó un buen primer tiempo en uno de los estadios más complicados de la Liga, la segunda mitad evidenció que todavía tienen que mejorar mucho más si quieren ir tranquilos a la hora de conservar la categoría en la segunda vuelta. El Rayo es ahora decimosexto y está sólo a 3 puntos del descenso.

 

Esto sigue provocando nervios en el vestuario. Este mismo miércoles, un veterano como Antonio Amaya fue expulsado del entrenamiento por Paco Jémez tras pegarle una patada a un poste durante un entrenamiento. No es la primera vez que esto pasa con el técnico, que la temporada pasada ya suspendió varios entrenamientos por "falta de actitud", y que a inicios de esta campaña expulsó a Lass Bangoura de otra sesión de trabajo. Precisamente sólo hace unos días que el propio Lass casi llega a las manos con el técnico durante un cambio en medio del partido de Copa del Rey ante el Getafe.

 

Muchos incidentes en un corto espacio de tiempo, todos ellos relacionados con la tensión que se vive dentro del club. Sobre el pasto y en los despachos, pues son constantes los cruces de declaraciones entre el entrenador, la directiva y el entorno rayista. Jémez se quejó hace pocas fechas de la 'huelga de animación' que parte de la afición mantiene esta temporada por sus diferencias con la cúpula directiva, amenazando con marcharse. También criticó algunas de las últimas decisiones de la entidad con respecto a fichajes, sobre todo de jugadores asiáticos buscando el beneficio estratégico y empresarial y no el deportivo.

 

Por todo ello, el Rayo va a intentar llevar a cabo dos fichajes complicados este mercado de invierno, los dos pensados y ya conocidos: Recuperar a Gael Kakuta y a Alberto Bueno. El primero de los dos apenas está contando para Unai Emery en el Sevilla y firmó una gran campaña el curso pasado en Vallecas. En cuanto al segundo, el máximo goleador histórico del Rayo en Primera tampoco está teniendo minutos en el Oporto, pero en este caso él mismo se ha negado a cambiar de aires tan pronto. Quiere luchar por la titularidad en su equipo además de que el salario que percibe en Portugal es bastante más elevado. Pero el club madrileño intentará volver a hacer un esfuerzo por convencer a ambos y, de paso, darle una muy necesaria alegría a su entrenador.