Piqué consigue hartar hasta a sus propios compañeros del Barça

Piqué consigue hartar hasta a sus propios compañeros del Barça

No todos los jugadores del vestuario del FC Barcelona le ríen las gracias al central barcelonista.

Las gracias de Gerard Piqué empiezan a aburrir a sus propios compañeros que están hartos de la necesidad de protagonismo mediático que está mostrando el central en las últimas semanas. Piqué tiene dentro del vestuario su propio club de fans, encabezado por Dani Alves y unos cuantos más que le siguen el juego, pero la gran mayoría de sus compañeros no ven con buenos ojos sus constantes provocaciones hacia el Real Madrid. Esta mayoría está encabezada por Andrés Iniesta y Sergio Busquets.

 

Por un lado consideran que la actitud de Piqué sólo sirve para ampliar las antipatías en toda España contra el Barça después de que en los últimos años se hubiera conseguido que los niños españoles se decantaran por el Barça antes que por el Real Madrid por su juego y por sus títulos. Y, por otra parte, el vestuario barcelonista lamenta que los medios de Madrid tengan la oportunidad de distraer con Piqué el tema que verdaderamente debería preocupar: la crisis galopante del Real Madrid de Benítez. Sus compañeros le echan en cara que gracias a sus tuits los medios madrileños están más pendientes de él que de hincar el bisturí sobre los problemas de fondo que vive el Real Madrid.