Por qué España no quiere a Gerard Piqué en la Roja

Los 7 motivos que han forzado a Piqué a renunciar a seguir jugando con la selección española después de 2018.

Gerard Piqué ha dicho basta harto del trato que recibe en España, su propio país, tanto de un sector importante de medios de comunicación que no le soportan como de aficionados que pudieran estar influenciados por dichos medios. La gota que oficialmente ha colmado el vaso de la paciencia de Piqué ha sido la polémica que se ha organizado en torno a su decisión de cortarle las mangas a la camiseta de la selección española que anoche se enfrentó a Albania. Pero ese no es el motivo de su decisión de dejar La Roja después del Mundial de Rusia. En su caso, llueve sobre mojado y ha dicho ¡basta! Piqué afirmó en el anuncio de su adiós que "la decisión es muy meditada. Lo he intentado todo pero ya no aguanto más, lo de hoy con las mangas es la gota que colma el vaso. Han conseguido que pierda la ilusión por venir aquí".

 

Repasamos aquí los motivos que han conducido a Piqué a anunciar su adiós a la selección, los motivos por los que no se siente querido por España, los motivos que han generado el desamor entre España y él.

 

1.-El reconocimiento de su condición de antimadridista, que ha enervado a los medios de comunicación más poderosos de la capital que proyectan su discurso a toda España.

 

2.-El choteo de la celebración del triplete del Barça acordándose de Kevin Roldán. Fue una acción sibilina, sin insultos ni menosprecios, pero escoció mucho en Madrid por lo que suponía de carga de produndidad contra Cristiano Ronaldo y su fiesta de cumpleaños tras perder el Real Madrid 4-0 en el Calderón. Cristiano Ronaldo es intocable para los medios de la capital de España, no le perdonaron la burla y se limitaron a aguardar el momento para responderle con toda su artillería pesada.

 

3.-Sus peleas dialéctivcas con Arbeloa, al que llegó a nombrar por el nombre que ha hecho fortuna en las redes sociales: "Cono". Arbeloa es un símbolo para el madridismo más radical y no se lo han perdonado.

 

4.-Tratado como un esxtranjero en España. La ofensiva mediática contra Pique hizo efecto y el central del Barça fue tratado como un extranjero en España. León, Oviedo, Alicante, Logroño... son las escalas que permitieron a Piqué madurar la idea de su adiós. En todas esas plazas, como local, fue tratado como el peor de los enemigos.

 

5.-El dedo de la disordia. La colocación de su mano sobre el hombro de De Gea mientras sonaba el himno nacional durante el España-Coroacia de la reciente Eurocopa sirvió para que muchos sacaran punta intentando ver una peineta en donde sólo había un movimiento de dedos. Piqué calló, pero este tema le permitió descubrir la mala intención que existe en torno a su persona. La decisión estaba ya casi tomada. "Me estoy crujiendo los dedos durante el himno. Dejemos de buscar polémicas donde no las hay e intentemos ganar la Eurocopa todos juntos", dijo. Pocos quisieron creer su versión.