El nuevo negocio del Real Madrid: el jugador que se sale con la suya

El nuevo negocio del Real Madrid: el jugador que se sale con la suya

Poco a poco, se va despejando el panorama en cuanto a la confección futura de la plantilla merengue.

El 0-3 del Real Madrid al Atlético en el derbi madrileño del pasado sábado ha desatado el estado de euforia entre el madridismo. Tanto es así, que incluso Zinedine Zidane trataba de 'centrar' de nuevo a toda la parroquia blanca en la previa del encuentro que el equipo juega este martes en Lisboa ante el Sporting. Un choque muchísimo más importante de lo que parece, ya que el Madrid tiene que puntuar si no quiere verse en un serio aprieto, jugandose la clasificación para octavos a una carta, en el Bernabéu y frente al Borussia Dortmund en la última jornada de la fase de grupos de la Champions.

 

Zidane teme esto, y sabe que el Real es especialista en tirar por la borda su ventaja en este tipo de situaciones, algo similar a lo que pasó en la última salida de los merengues en Europa, con el bochornoso (pero ya olvidado) empate 'in extremis' contra el Legia Varsovia, precisamente el pinchazo que ha convertido este viaje a Portugal en un partido a cara de perro. Pero mientras en la parcela deportiva el francés trata de gestionar su propio éxito, en lo institucional, el club contempla cómo poco a poco parece que su apuesta por el técnico francés y por la continuidad en lugar de revoluciones y numerosos cambios en la plantilla está dando resultado.

 

 

Este Real Madrid goza de buena salud en cuanto a vestuario. Son 24 futbolistas de enorme calidad, con un banquillo como no se había visto en décadas, un más que positivo buen ambiente entre los jugadores y mucho recorrido en cuanto a media de edad. Por eso, y también obligados por la inminente sanción FIFA que impedirá a la entidad acudir al mercado de fichajes en sus dos próximas ventanas, Florentino Pérez ha implementado su política de renovaciones en estas últimas semanas. Modric, Kroos, Lucas Vázquez, Bale o Cristiano Ronaldo, muchos de los pilares del proyecto deportivo han ido pasando por las oficinas del presidente para rubricar sus nuevos contratos. Ahora, el gran partido de Isco ante el Atlético le coloca como la gran incógnita en cuanto a renovaciones futuras. Pero, mientras tanto, parece que el club al fin ha decidido respecto a otro de los pesos pesados de la plantilla. 

 

Se trata de Pepe. El central portugués termina contrato el próximo verano, por lo que era bastante necesario revisar su situación contractual antes del 1 de enero. Una situación que había puesto nervioso al zaguero de 33 años, que quiere quedarse en el Madrid pero firmando por dos temporadas, para retirarse de blanco a los 36. Hasta ahora, esa idea no coincidía con la de la entidad, que le ofrecía solo una temporada más. Ahora, los compañeros del diario El Confidencial apuntan a que finalmente el luso se ha salido con la suya y tendrá la renovación que deseaba. La buena marea que está pasando por la casa blanca ha jugado a su favor, además de la conciencia que tienen dentro de las altas esferas del Real Madrid, donde saben que el chico "siempre se ha partido la cara" por el club. Otra buena noticia en Concha Espina.