El plan de Florentino Pérez para convencer a un Galáctico muy especial (no podrá resistirse)

El presidente del Real Madrid baraja diversas opciones de cara a la renovación del equipo la próxima temporada.

La noticia saltaba a última hora de este miércoles, antes de la remontada histórica del Barça ante el PSG en el Camp Nou: Monchi, objetivo prioritario de Florentino Pérez en el Real Madrid de la próxima temporada. Como lo oyen. Un movimiento extraño y difícil de ‘encajar’ mentalmente en la estructura del club merengue hoy en día, pero que, aseguran desde Canal Sur, medio cercano a la actualidad sevillista, está ahí.

 

 

Y el fichaje tendría sus explicaciones. La primera, que Pérez necesita ‘bombas’ con las que presentarse a las próximas elecciones del Madrid, previstas para este verano (si es que es necesario que se celebren siempre que se presenten candidatos alternativos al presidente actual). Unas vendrán de parte de nuevos fichajes (alguno ‘Galáctico’), pero parece que el mandatario quiere darle también un giro al organigrama y la organización deportiva con la incorporación de una figura que no existe desde hace años en la entidad.

 

A Florentino Pérez siempre se le ha tachado de ‘ser él’ el propio director deportivo del Real Madrid, y de hacer y deshacer los fichajes únicamente atendiendo a su criterio personal, sus predilecciones y sus ‘fobias’, sin acudir a expertos. Tras la marcha de Jorge Valdano, no ha existido la figura del director deportivo en el club. Y seguramente por eso, y para darle un mayor empaque y una mayor credibilidad, consideraría que es necesario fichar, y fichar a todo un ‘Galáctico’ en estas lides para los despachos. Monchi, al querer irse del Sevilla este verano, está en el mercado y, por tanto, es asequible. No sucede todos los días.

 

Monchi

 

El sevillista ya dijo “no” al Madrid

 

El problema es que siempre que se le ha preguntado por esta posibilidad (muchas veces), Monchi ha negado que pudiese desarrollar su trabajo con independencia y, por tanto, de forma libre y exitosa en un club gestionado como lo está actualmente el Real Madrid.

 

Para quitarle ese pensamiento de la cabeza, Florentino Pérez tendrá que convencerle a través de tres factores fundamentales: el primero, garantizarle la total plenitud de poderes e independencia en la toma de decisiones; segundo, cargarle de razones haciéndole ver que la política de fichajes del Madrid ha cambiado en los últimos tiempos, con la incorporación de nuevos jugadores jóvenes y de futuro (Odegaard, Asensio, Sergio Díaz o Federico Valverde son algunos ejemplos). Y tercero… con un amplio presupuesto, algo que pondría al todavía director deportivo sevillista en una tesitura con la que nunca antes se ha encontrado. Está difícil… pero no imposible.