El 'mensaje' del vestuario del Madrid a Hazard: la línea roja que no podrá traspasar

El belga parece haberse convertido en el fichaje prioritario del club blanco para la próxima temporada.

Va tomando forma. Parece que, pese a lo extraño que pueda parecer por la falta de necesidades de ese perfil de futbolista, Eden Hazard se ha convertido en el gran objetivo del Real Madrid para el próximo curso. Las últimas noticias aseguran que el futbolista ha conseguido el permiso del Chelsea para negociar, y el hecho de que Zinedine Zidane esté enamorado de él añade credibilidad al rumor. El belga parece ser el elegido como ‘Galáctico’ para el ataque merengue de la 2017-2018.

 

 

Las cifras de la operación son todavía un misterio, aunque a Florentino Pérez le cadran unas cuentas que pasan por un gasto aproximado de unos 200 millones para revitalizar la plantilla actual del Real Madrid. Eso supone un desembolso de unos 100 millones sólo en Hazard, a falta de que alguno de los futbolistas que interesan al Chelsea pueda entrar en la operación (Morata, James…). Eso sí, donde va a tener un problema la entidad de Concha Espina es en el tema salarial, porque lo que cobra la máxima estrella de los ‘Blues’ no se lo van a poder pagar los blancos.

 

Real Madrid

 

Cuenta Okdiario que el sueldo de Hazard en Londres (unos 12 millones de Euros por año) no sólo sería un gasto enorme para las arcas madridistas, sino que sobre todo rompería el estatus de jerarquías actualmente establecido en el vestuario. El belga no puede entrar así como así en la caseta y pasar a cobrar directamente más que hombres como Bale, Sergio Ramos o Karim Benzema. Por no hablar de que semejante dispendio causaría problemas de Fair Play financiero.

 

En definitiva, la conclusión es que si Hazard quiere vestir de blanco la próxima temporada (que así parece), tendría que rebajarse el sueldo para aterrizar en el Bernabéu. Veremos si la estrella del Chelsea está dispuesta a este esfuerzo personal por su parte. El Madrid tiene a muchos otros candidatos a fichar por el equipo blanco la próxima temporada en su agenda, de modo que no sería un palo si finalmente el gran deseado, sobre todo, por Zinedine Zidane, no llega al Real.